I.E.S. La Aldea

EL ALUMNADO DE 4º DE LA ESO VISITA GÁLDAR Y EL CENOBIO DE VALERÓN DE GUÍA

  • Categoría: Canarias-La Aldea
  • Publicado el Viernes, 06 Junio 2008 00:00
  • Escrito por J.Q.M.

 A las 9:30 horas, como si de relojes suizos se tratara, el alumnado de 4º de la ESO iniciaba una visita programada al Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar.

 

Durante casi una hora y media, pudimos visitar esta joya de nuestro pasado prehispánico, conociendo los diferentes aspectos que el recinto nos presenta, acercándonos a la realidad de aquella Agáldar aborigen de hace ya más de seiscientos años. Como siempre, la visita guiada dio para mucho, los dos videos que visualizamos nos van permitiendo zambullirnos de lleno en ese mundo, a veces tan cercano y a veces tan lejano de nuestro pasado histórico.

La visita al parque nos permitió, de forma tangible, comprobar todo aquello que de forma teórica aprendemos en el aula, palpar el latir de una cultura que pasó a dormir el sueño de los justos pero que, gracias a yacimientos como éste, nos va permitiendo no solo conocerla, sino al tiempo amarla, como garantía para la reivindicación de todo nuestro legado patrimonial tan olvidado a veces.

La visualización del yacimiento, con sus construcciones, con sus callejuelas, con su decoración desde esos colores rojos del almagre, nos daba paso a la bóveda de la Cueva, verdadera joya de todos los canarios y las canarias.

 Una vez terminada la visita al Parque Arqueológico Cueva Pintada, nos esperaba la no menos importante visita a la Casa Museo Antonio Padrón donde, tras una breve pero atenta visita a la obra pictórica del pintor, el alumnado pudo realizar unos talleres en el fantástico jardín de la Casa Museo. El disfrute fue total y la colaboración por parte del personal de la Casa Museo, como siempre, maravillosa.

Desde allí nos dirigimos, con rápido andar, a girar una visita fugaz, pero enriquecedora, del templo Matriz de Santiago Apóstol, no sin antes detenernos en la no menos impresionante plaza de Santiago, alameda de finales del siglo XIX que aún hoy se nos muestra majestuosa con sus laureles de indias y sus altas araucarias que desafían al propio cielo.

 En el templo matriz de Santiago y de forma tal vez un poco rápida, pudimos ver su grácil estilo neoclásico y las joyas escultóricas que se encuentran en su interior. El Nazareno del siglo XVIII, la Inmaculada de Luján, la imagen del propio Apóstol y la admiración del órgano determinó nuestra partida hacia la necrópolis de La Guancha en El Agujero, donde pudimos comprobar de nuevo la dejadez y la desidia institucional hacia un yacimiento que llora por su abandono, al igual que otros muchos como el de Caserones en La Aldea, según pudo apostillar el propio alumnado.

En esta visita al Agujero aprovechamos para visitar las dos plantas desaladoras que allí se encuentran y ver in situ cómo desde el mar y con tecnología adecuada hemos podido ir resolviendo uno de los problemas más acuciantes de nuestra tierra: la falta de agua.

 Tras la visita a la planta desaladora, donde nos explicaron su funcionamiento, nos dirigimos a reponer fuerzas para posteriormente acercarnos a nuestro último punto de destino: el Cenobio de Valerón, ahora en el municipio de Guía.

Allí, en el histórico barranco de Silva, accedimos por una sinuosa y escarpada escalera que nos llevó a los pies del impresionante yacimiento que es el Cenobio. Las explicaciones de Valentín Barroso hicieron las delicias del alumnado que pudieron disfrutar no solo del yacimiento, sino también de las impresionantes vistas que desde allí se divisan.

En el Cenobio terminó nuestro viaje e iniciamos el regreso a La Aldea. Una valoración muy positiva, que viene a demostrar, una vez más, la importancia de estas visitas para el alumnado: no hay más que verles las caras para saber lo que lo agradecen y lo que les forma.

 No quisiera terminar sin dar las gracias al personal de la Cueva Pintada por su exquisito trato, al personal de la Casa Museo Antonio Padrón, al Consejo Insular de Agua de Gran Canaria, a Valentín Barroso en el Cenobio de Valerón, y sobre también a nuestro chofer, que con un talante magnífico nos llevó con suma paciencia a todos aquellos lugares que habíamos previsto.

Por último, creo es de justicia dar las gracias a Carlota y Ana Teresa por esta iniciativa, que a buen seguro todos hemos disfrutado, profesorado y alumnado. Este último, con un comportamiento ejemplar, llevó a cabo una jornada muy enriquecedora educativamente hablando pero también, sin lugar a dudas y como siempre, en la vertiente humana, componiendo una realidad no teórica de la propia asignatura que estudiamos, Canarias Tierra sin fronteras.

PUEDES VISITAR LA GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA ACTIVIDAD DESDE ESTE ENLACE

Logo_COLOR_Gobierno_ConsejeriaEducacion_15-19.png

is4k

cofinanciacion_europea.jpg

MATRICULA

OfertaEducativaescuela oficial de idiomas

Breves

ProIDEAC