I.E.S. La Aldea

CUENTO: SOLO DE NAVIDAD

  • Categoría: Cuentos
  • Publicado el Miércoles, 27 Diciembre 2006 00:00
  • Escrito por Guanchinech
Lo peor de las fiestas eran las obligaciones: Con la familia, con los amigos, con los compañeros de trabajo. Por eso había decidido reservar dos  semanas de sus vacaciones para esas fechas y pensaba aprovecharlas perdido en algún lugar remoto hasta volver, ya con el año estrenado.
 
Decidió que sería en la montaña, algún sitio poco conocido, donde pudiese respirar tranquilidad y sosiego, así que llegado el momento, metió lo imprescindible en el coche y salió a la aventura.
Lo malo fue que a pesar de que tenía presente la imperiosa necesidad de llevar las cadenas para las ruedas, al final se había despistado y ahora lo estaba pagando con creces. La nevada lo había sorprendido en aquél lugar apartado, el vehículo patinaba que daba gusto, y el frío penetraba hasta los huesos.

Todo indicaba que la cosa iba para largo, y aunque aún le quedaba medio tanque de combustible, la maldita calefacción había empezado a fallar. No había ni un alma a la redonda.
 
- Genial – pensó, -esta va a ser una noche muy larga –
 
Tenía que tomar una decisión rápidamente, porque la cosa podría ponerse muy fea. Recordó que un par de kilómetros más atrás había entrevisto un pequeño camino que se adentraba en la espesura. Igual era el acceso hasta alguna casa de campo. Aunque no hubiese nadie, podría intentar entrar de alguna manera, y si lo hubiera, el problema quedaría definitivamente solucionado.
Con un suspiro resignado, echó a andar. El frío era cada vez más intenso, pero valió la pena cuando al internarse por aquella entrada vio la silueta de la casa. En la puerta había un cartel que ponía:
 
- “Bienvenidos. Seguramente les habrá sorprendido alguna nevada. Todos los años pasa lo mismo. Nosotros estaremos fuera todas las navidades. Por favor, no rompan nada. La llave está debajo de la alfombra. Hay comida suficiente en la despensa. Sólo les rogamos que cuiden la casa y tengan la amabilidad de dejar algo de dinero como pago”. –
 
Aún sin haberse repuesto de la sorpresa, encontró efectivamente la llave justo donde decía la nota.
 
- ¿Es posible que aún quede gente así por el mundo? – Pensó. –Pues gracias a su generosidad, creo que después de todo, estas van a ser unas buenas navidades.

Si no eres tú no puedes compartirlaPADRES Y MADRES:  Cómo crearse una cuenta de Pincel para acceder a la información de sus hijos e hijas:

capturapincel

 image

escuela oficial de idiomas

cofinanciacion_europea.jpg

logo Canarias avanza con Europa

Ministerio

Logo_COLOR_Gobierno_ConsejeriaEducacion_15-19.png

FSEInvierFu

is4k

OfertaEducativa

PGA18

Breves

ProIDEAC