I.E.S. La Aldea

FEDERICO KAUFFMANN PROPONE UN VIAJE A LOS SECRETOS DE LA MÍTICA CIUDAD DE MACHU PICCHU

  • Categoría: Cultura
  • Publicado el Jueves, 07 Junio 2007 00:00
  • Escrito por J.Q.M.
El embajador de Perú en Alemania ha sido director del Museo Arqueológico de Lima.
El arqueólogo y profesor en Historia Federico Kauffmann, actual embajador del Perú en Alemania, nos acercará este viernes (8 de junio), en el Museo y parque Arqueológico Cueva Pintada, a los secretos de uno de los monumentos más enigmáticos y sorprendentes del mundo: la ciudad perdida de Machu Picchu. Esta conferencia, que se enmarca dentro del ciclo de grandes yacimientos del mundo organizado por la institución gestionada por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, tendrá lugar a las 20.00 horas. Federico Kauffmann es una de las máximas autoridades del Perú en estudios sobre la civilización incaica. Fue director del Museo Arqueológico de Lima y, en la actualidad, es embajador de su país en Alemania.
El historiador peruano, durante su intervención, intentará explicar las diferentes teorías acerca de la función de esta mítica ciudad perdida durante cuatro siglos en las alturas de los Andes amazónicos, un espacio urbano único que ha sido objeto de cientos de teorías e interpretaciones.

Machu Picchu emerge en el corazón de un paisaje de cumbres imponentes cubiertas por la jungla. Su construcción data del último tercio del siglo XV, de tiempos del Incario, fase última de la civilización peruana ancestral cuyos albores se remontan a unos seis mil años. Al igual que otros monumentos de su entorno, Machu Picchu fue edificado en la zona de Vilcabamba que, por sus abruptas laderas y paisaje selvático de bosque de neblina, corresponden a la región de los Andes Amazónicos. Permaneció totalmente ignorado hasta su descubrimiento 1911, por el Profesor de la Universidad de Yale y explorador norteamericano Hiram Bingham (1875 - 1956). Aunque tal vez los pormenores de su pasado jamás lleguen a ser esclarecidos, en términos generales debe estimarse que su función primordial fue el servir de centro administrativo de la producción de alimentos, cultivados en terrazas de labranza o andenes en las escarpadas pendientes andinas. También fue sede de rituales dirigidos a lograr el beneplácito de los poderes sobrenaturales de los que se estimaba dependía el sustento; el Dios del Agua y la Diosa Tierra o Pachamama.

Junto a otros complejos agrarios que se levantan en el área de Vilcabamba, Machu Picchu debió ser construido en el marco de un vasto proyecto estatal, cuyo objetivo era extender la frontera agraria hacia zonas de los Andes Amazónicos prácticamente despoblados. Nuestra hipótesis se fundamenta en el hecho, de que en el Perú el potencial de tierras aptas para el cultivo es exiguo, tanto en los Andes Cordilleranos como en los Andes Costeros, que son las regiones donde floreció la civilización prehispánica. Los suelos aptos resultaron ser deficitarios desde los inicios de la cultura incaica, un hecho que contrastó con un crecimiento poblacional sostenido. Un segundo hándicap que debieron soportar los antiguos peruanos fue la presencia del fenómeno El Niño, que los acosaba con sequías, inundaciones pluviales y otras calamidades de orden climático y que, al afectar la producción de los comestibles, hacían asomar el fantasma del hambre. Este desequilibrio ecológico fue sin embargo lo que impulsó un avance técnico en infraestructuras hidráulicas que lograron la supervivencia del grupo humano y el florecimiento de uno de los estados americanos más fascinantes. Estas innovaciones se tradujeron en un orden social y cultural complejo que dieron como resultado a la civilización incaica.

Si no eres tú no puedes compartirlaPADRES Y MADRES:  Cómo crearse una cuenta de Pincel para acceder a la información de sus hijos e hijas:

capturapincel

 image

escuela oficial de idiomas

cofinanciacion_europea.jpg

logo Canarias avanza con Europa

Ministerio

Logo_COLOR_Gobierno_ConsejeriaEducacion_15-19.png

FSEInvierFu

is4k

OfertaEducativa

PGA18

Breves

ProIDEAC