I.E.S. La Aldea

ESTUVIMOS EN EL CURSO LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES DESDE LOS CONSEJOS ESCOLARES.

  • Categoría: Educativas
  • Publicado el Lunes, 29 Enero 2007 00:00
  • Escrito por José Miguel Perera
Nuestra Consejería de Educación convocó a unas trescientas personas este fin de semana en el Hotel Maritim de Los Realejos (Tenerife) para hablar de la Igualdad de Oportunidades en los centros educativos, con especial hincapié en la circunstancia de las islas Canarias.

Los convocados eran miembros de los Consejos Escolares de Canarias, así fueran docentes como alumnado, personal laboral o representantes de padres y madres. Cientos de personas de las diferentes islas pudieron escuchar las palabras, muchas de ellas enriquecedoras, que fueron ofrecidas en este evento organizado por el programa de la Consejería Educar en la igualdad de oportunidades entre ambos sexos.

La idea principal del curso era hablar, pensar y proponer en torno a la relación existente entre violencia de género y la situación de desigualdad a la que han estado sometidas las mujeres, todo ello con los ojos puestos constantemente en la educación canaria.

Las Jornadas empezaban el mediodía del viernes con la inauguración de la exposición Mujeres, Ciencia y Tecnología, realizada por las profesoras Rita Mesa Medina y Marisela Acosta González. Esta exposición nace de una iniciativa del Cabildo de Tenerife, que lidera el Proyecto europeo Equal Futur@, en la que participa la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

A continuación, y después de la presentación de la Directora General de Ordenación e Innovación Educativa, fue la charla de Teresa Meana, sin duda una de las más atractivas de todo el programa. Esta profesora de literatura habló del “Uso del lenguaje no sexista”, un asunto más preocupante de lo que -me incluyo- suele pensarse. Su planteamiento era, en resumen, muy claro: como dice la filosofía del lenguaje, todo lo que no se nombra no existe. En este sentido, y a partir de los nombres llamados genéricos o de género no marcado en español, empezó a poner infinidad de ejemplos concretos donde, en la realidad de su uso, muchos de esos sustantivos no generalizan nada. Hay algunos que sí, pero otros que no. Lo peor es que esconden la supremacía del discurso masculino reflejado en la lengua. Que se diga “niños”, por ejemplo, para referirse a todos los de la clase esconde, consciente o inconscientemente, una estructura de poder masculina reflejada en el lenguaje. Pero no sólo eso (el que la lengua represente la realidad) sino que, como la lengua crea también la realidad, ella propone que esta estructura de poder también se vaya cambiando en el uso del mismo lenguaje. Es decir: que se nombre a la mitad de los seres humanos, las mujeres, cuando se hable. Para ella el recurso del os/as puede ser pesado, sobre todo cuando se escribe y, por tanto, cuando se lee; pero que -argumenta- la lengua tiene infinitas maneras de expresar lo que se quiera, donde todas las personas estemos incluidas (cuado queramos referirnos a todas, claro está) sin ningún tipo de exclusión. Hizo un repaso de los diccionarios y sus acepciones, en palabras como hombre o mujer, etc., aparte de otros términos. En muchos de ellos se observa claramente la ideología de la que está llena el conservadurismo de la RAE, en este tema y en muchos otros.

La jornada del viernes acababa con un intercambio, en grupos, de experiencias sobre este asunto en cada uno de los centros en los que trabajábamos.
 
El sábado, a las 9:00 horas, habló un entendido en leyes del Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife sobre la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, de sus más y sus menos, de sus peros, de situaciones determinadas, etc.

Llegó otro de los platos fuertes alrededor de las 11:30 horas. Amparo Tomé, profesora de Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona, impartió la charla “Propuestas didácticas para fomentar la igualdad de oportunidades”. Su charla se centró en un comentario de los objetivos de este curso, desglosándolos uno a uno, detalladamente, y comentando las ideas y los casos concretos que con ellos se relacionaban. En relación a la charla de Meana y el lenguaje sexista predominante en nuestra sociedad, puso muchas otras situaciones educativas y extraeducativas donde la desconsideración hacia la mujer era evidente. Partiendo de las diferencias evidentes entre mujeres y hombres, dejó claro cómo la desigualdad de tipo social (a veces pretendida natural) nada tenía que ver con esas diferencias: todo era una cuestión de educación que empezaba desde el nacimiento y seguía en las escuelas de manera sistemática, aparte de las influencias claras actualmente de los medios de comunicación.
 
Lo siguiente fue la exposición de la gente organizadora del Programa Educar en la igualdad de oportunidades entre ambos sexos de nuestra Consejería. Dieron cuenta de todo lo que habían hecho, de los planes de futuro, de sus objetivos, de su espacio web, de los materiales, de los proyectos llevados a cabo (como el de La Máscara del Amor, presente en nuestro centro), etc. Un acto necesario porque dio a conocer algo que, por motivos varios, desconocemos y que está ahí.

Juan Antonio Brito Galindo es uno de los coordinadores del Proyecto ICO, puesto en marcha desde hace sólo unos meses y que tiene como asunto de trabajo los temas de acoso escolar. Explicó de manera pormenorizada de qué iba.

En definitiva, un curso que nos lleva a reflexionar sobre este asunto central en la educación y, por tanto, en la vida en general. Asumir algunas cosas, repensarlas y llevar a cabo acciones en nuestro centro que tengan como objetivo acabar con injusticias de este tipo -que a la vista están- a partir de la formación del alumnado y del propio profesorado (las familias igualmente, aunque esto se nos va un tanto de las manos), forma parte del siguiente paso que podemos ejercer. Según lo hablado, parece, y es, necesario.

Logo_COLOR_Gobierno_ConsejeriaEducacion_15-19.png

is4k

cofinanciacion_europea.jpg

MATRICULA

OfertaEducativaescuela oficial de idiomas

Breves

ProIDEAC