I.E.S. La Aldea

ACTO DE FIN DE CURSO: EN RECONOCIMIENTO.

  • Publicado el Martes, 26 Junio 2007 00:00
  • Escrito por José Miguel Perera (Juampi)
Resulta un tanto contradictorio el hecho de que una persona concreta, en este caso yo, pueda reconocer a personas también concretas que el Acto de Final de Curso 2006/2007 saliera tan bien como salió. Esto lo digo porque puede suponerse de ello que el momento era mío o que, algo por el estilo, tenía determinados intereses por hacerlo o por que saliera bien.

Y claro que tenía esos intereses: pero simplemente los de colaborar con la finalidad de hacer llegar un acto significativo, en el centro del pueblo, más allá de las paredes del instituto, a la comunidad aldeana donde trabajo y convivo. Y, especialmente, al alumnado de 2º de Bachillerato, del que he sido uno de sus tutores, con la intención de que tuvieran el grato recuerdo de un momento agradable en el fin de sus estudios en el instituto y, consecuentemente, en el salto importante de irse del pueblo en su futuro. E, igualmente, que con cosas como estas lleguemos un poco más al marco social en el que se entiende la educación que intentamos ejercer, consiguiendo su colaboración diaria pues sin ellos no vamos a ningún sitio.

Pero a mí me parece que ese debe ser, y es, al menos en su mayoría, el deseo -el interés general- de la comunidad educativa aldeana. Tal es así que la idea se vino gestando por parte de algunos profesores allá por el principio de este curso, con la intención de que se haga cada año y se convierta en tradición. En definitiva, para ello un grupo más o menos amplio se puso manos a la obra, y uno simplemente ha coordinado el acto de la mejor manera que ha sabido: ni más nada, ni tampoco menos.

Allí se dio cuenta de la gran mayoría de actividades que se han hecho a lo largo del año, y de las que se ha informado en la página web del centro, dentro del proyecto Aldeaeduca. En este sentido, toda la comunidad del IES La Aldea es partícipe de las mismas, y así, a pesar de ser el trabajo y la obligación de uno, siempre es de agradecer al profesorado que se mueve para favorecer una educación amplia en valores, amén de los contenidos, esenciales en la formación de los y las jóvenes. Igualmente, a un gran grupo de alumnado, activo donde lo haya; y al personal no docente, sin los que no iríamos ni a la esquina de al lado.

Pero para este acto concreto, como coordinador que fui, no me gustaría que pasara el momento para nombrar a personas particulares que estuvieron activos en la consecución del mismo. Me refiero, para empezar, a la gente de 2º de Bachillerato; a Katia, Jenni, Elisenda, Anabel, Melani, Saray, Mónica, Arantxa, Laura, Stefan, Cathy, Carlos, Miriam, Jezabel por parte del alumnado; a Javi (“el de Victoria”); y a Carmen Artiles por el profesorado, cómplices, y gracias a los que las fotos antiguas fueron conseguidas.

A las madres y a los padres de la gente de 2º, que siempre estuvieron dispuestos a colaborar en todo momento. A Guillermo y Nacha, por moverse para estar en El Hoyo tras el acto.

Al alumnado todo, por ser el horizonte cada día. Especial dedicatoria a mis grupos de 4º y 1º de Bachillerato, pues creyeron en la idea con gran ilusión y difusión de la misma.

Al alumnado de la Banda, con la coordinación de Stefan, siempre dispuestos a colaborar en los momentos de alegría.
A la tutora de 2º de Bachillerato Lola Santana, por compartir trabajo y motivo.

A la gente de Jefatura de Estudios por los diplomas.

A los encargados de toda la decoración: al amigo Santi y al Departamento de Plástica, con Pedro Betancor y Juan Fajardo, autor de los preciosos paneles decorativos del acto. A Marrero.

Por supuesto que a José Luis y a Damián. A la gente de la Radio y la TV de La Aldea. Y, sin duda, al Ayuntamiento aldeano, especialmente a Orgiano, pues no hubo instante en que dejara de facilitarnos el trabajo.

A la gente de Jóvenes Soneros, por prestarse desde el primer momento a compartir con nosotros ese día.

A Siso, por sus ideas y fotografías.

Evidentemente, a Marcial González por su buen hacer informático. A Eugenia, como siempre al pie del cañón, especialmente en todo lo referente a la exposición de antiguos alumnos. A Suso, verdadero motor de casi todo.

Y un reconocimiento muy especial a Marta y a Adal, de 4º A, fabulosos presentadores del acto, ayudantes en la decoración y verdaderos creadores del guión.

Y a todos y todas los que estaban merodeando con su ofrecimiento.

Como vemos, unas cuantas personas. Hay mucho que mejorar, no seamos inocentes. Y el año que viene tendrá que salir mejor. Pero esa alegría de final de curso sólo podrá ser real cuando la ejerzamos día a día, construyendo, esto que el pasado jueves se manifestó a manera de espectáculo para todos y todas.

Cuando lo que deseamos es mejorar, con la intención de hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible, con la mirada puesta en el centro de la cosa (el alumnado), no hay opción para no sumarse al carro.

“Juampi, si vieras, cuando salía del acto tenía la sensación de pertenecer y querer seguir perteneciendo a nuestro instituto”, decía una alumna. Esto es lo importante: lo demás, la selva.

Si no eres tú no puedes compartirlaPADRES Y MADRES:  Cómo crearse una cuenta de Pincel para acceder a la información de sus hijos e hijas:

capturapincel

 image

escuela oficial de idiomas

cofinanciacion_europea.jpg

logo Canarias avanza con Europa

Ministerio

Logo_COLOR_Gobierno_ConsejeriaEducacion_15-19.png

FSEInvierFu

is4k

OfertaEducativa

PGA18

Breves

ProIDEAC