Logo

NO ES UNA DESPEDIDA, ES UN HASTA LUEGO

 Quiero dedicar estas letras a todos aquellos alumnos con los que he tenido la suerte de compartir un trecho en el camino y, especialmente, a los cursos de segundo B y A de ESO y a los dos bachilleratos de primero. Espero que no lo interpreten como una despedida, sino como un hasta luego (de mí no se van a librar tan fácilmente). Queridos IM-presentables:

Llegó, por fííín, junio y el curso está dando los últimos coletazos como las olas que vienen a morir dulcemente en la playa... Al mirar hacia atrás, parece que el tiempo ha volado y es cierto, ¡ qué joven era entonces¡¡. Así que, aquí está el verano y con él, el momento de los adioses que despiden un puñado de años. Por ésta y otras muchas razones, me resulta muy difícil tener que coger de nuevo la maleta y subir a un nuevo tren que no sé si me llevará a una experiencia profesional tan interesante y positiva como la que todos ustedes me han regalado.


 Una parte importante de mi vida quedará aquí, entre las paredes de nuestro instituto, en la cafetería, en los pasillos y en conserjería donde me recibía Marre con sus pleitos o halagos, en el cuartillo del café de arriba o de abajo...y eso, nada ni nadie podrá cambiarlo...

No sé si les he comentado que me encanta este noble oficio que tengo el privilegio de vivir con mis compañeros y con todos ustedes, pero lo que más me gusta, es compartir la vida que fluye entre estas paredes con olor a adolescencia y a papel, a fotocopias y a risas que se entremezclan como el perfume de las flores en primavera, para desaparecer cuando suena el timbre y llega el profe con ganas de trabajar o de fastidiar, según ustedes.

De todos y cada uno de los alumnos he aprendido mucho, porque no se crean que lo mío es sólo enseñar, que vaaaaa ¡¡¡¡. La docencia es un continuo aprendizaje que no acaba, y espero no dejar de aprender nunca porque los adolescentes también enseñan; muchísimo más que los libros; son la vida, la esencia de la enseñanza, la razón de por qué estoy hoy "comiéndoles la bola". He aprendido de ustedes a aceptar mis errores, a ver más allá que un nombre, un examen o un cuaderno de notas; en fin, a darme cuenta de que también son personitas a pesar de mis broncas de ésas que hacen temblar las ventanas, jaja. Y es que recuerdo las palabras que me enseñó un buen día mi padre: "primero hay que ser persona y después todo lo demás"...Espero haber contribuido un poco a hacerlos crecer como personas de bien, a pesar de mi lucha para que aprendieran a distinguir un sustantivo de un adjetivo o a saber lo que es una subordinada. Ahora, eso me resulta casi secundario si echo la vista atrás y veo que se han ido los cursos, veloces, enriquecedores, y lo que queda es la satisfacción de haber compartido experiencias, momentos, desayunos y cómo no, algunos versos de nuestro querido Machado, el fantasma caminador de las tierras de Soria...

 Gracias, chiquillos, me han dado dolor de cabeza, eso ya lo saben, pero también, alegría, ánimo y, sobre todo, muchas ganas de intentar hacer mejor mi trabajo. No me voy para siempre, amenazo con volver de vez en cuando, jeje. Espero que no me olviden.

Aprovecho desde aquí para despedirme de mis compañeros, de la directiva, del personal no docente y, especialmente, de todos los miembros de mi departamento, que siempre han estado para ayudarme y hacer el camino mucho más fácil.

Un beso y un abrazo para todos. Hasta siempre.
 
 
 
 
 
 

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.